lunes, octubre 31, 2005

Filosofía gángster

La República de Platón al estilo Tarantino:

Republic Dogs
Nathaniel Daw

[Thrasymachus is tied up in a chair. Socrates is brandishing a gun in his face]

Thrasymachus: Don't kill me, man!

Socrates: Are you finished, fucker?

Thrasymachus: Look, look, man, you can have my ten yoke of oxen. My virgin daughters? My pomegranite orchard?

Socrates: You like pomegranites? Shit, motherfucker, I hear they've got a fuckin' all-you-can-eat special going on on pomegranites where you're headed.

Thrasymachus: Don't do it, Socrates. Be fair.

Socrates: [Suddenly contemplative] Fair?

Thrasymachus: [Sees an opportunity for survival] Yeah, fair... think about my wife and children --

Socrates: Would you say that to be fair is the same thing as to be just?

Thrasymachus: What?

Socrates: Well, I'm just a dull, wandering street philosopher, so I don't understand quite where you're headed with this particular line of reasoning. Perhaps [motions with gun] you could further elucidate your theory of justice.

Thrasymachus: My theory? Of justice?

Socrates: Yes. You do... have a theory of justice, don't you?

Thrasymachus: Uh...

Socrates: Or perhaps you'd like to hear my theory.

Thrasymachus: Oh, yes, yes, yes, of course, your theory. You have a theory?

Socrates: Well, yes, I have been thinking a little about justice -- not of course, so deeply as could a wise sage like yourself. But I've had a little idea, an insignificant but troubling little idea, and it's been bothering me a little, and I thought that maybe someone as smart as yourself could help convince me that it was wrong.

Thrasymachus: Of course, I'll do anything I can to help.

Socrates: So you'd like to hear my theory?

Thrasymachus: I'd be honored.

Socrates: My humble little idea goes something like this. [He is suddenly extremely loud and violent. Roars:] Justice is only the will of the stronger. What do you think about that, asshole? [Slaps Thrasymachus across the face with his gun]

Thrasymachus: Uh, uh, uh ...

Socrates: Come on ... come on, you wanna try and disprove my theory, you weak little shit? Yeah? Yeah? Shit, I think I feel a proof coming on. [Shoots him.] Why, thank you Thrasymachus, you've certainly opened my eyes.

Narrator: Thrasymachus. Alcibiades. Aristotle. Socrates -- are Quentin Tarantino's Republic Dogs.

[Enter Alcibiades and Aristotle]

Aristotle: So you're saying you'd give Helen of Troy a foot massage?

Alcibiades: Fuck yeah, in a minute.

Aristotle: You'd touch her feet? She might be the most beautiful bitch since fucking Aphrodite, but trust me, her feet stink. And her armpits stink too. Just cuz she's beautiful don't mean she don't smell like the rest of us. And don't you go telling no deodorant story, either, cuz you know and I know it wasn't invented during the Trojan war.

Alcibiades: What, you wouldn't do her?

Aristotle: I didn't say I wouldn't do her. I said I wouldn't give her a foot massage. I don't dig on feet.

Alcibiades: Well, what if before you did her you'd have to give her a foot massage to get her in the mood?

Aristotle: Allow me to inquire, Alcibiades. What if you had to massage her armpits to get her in the mood?

Alcibiades: Fuck you, Aristotle.

Socrates: You guys have got it all wrong.

Alcibiades: What, you don't like foot massages either?

Socrates: No, motherfucker, the Iliad, you've got the Iliad all wrong. Do you wanna know what the Iliad is about? Well, I'll tell you what the Iliad is about. It ain't about no bitches, that's for fucking sure.

Alcibiades: Sure it is. You're saying Helen of Troy ain't one hot bitch?

Socrates: I'm not saying Helen of Troy ain't a hot bitch, I'm saying the Iliad ain't about her. She ain't even in it.The Odyssey is about bitches, I'll grant you that. But I'll tell you what The Iliad is about. It's about big boats. Didn't you ever read the second Canto? Boats boats boats boats boats boats boats. Hence, the Trojan War.

Aristotle: You're full of shit.

Alcibiades: Fuck yeah you are; the Iliad is about Achilles' struggle with his own homosexuality.

Socrates: Maybe I should frame my theory a bit more emphatically. [Drawing his gun.] Didn't you ever hear of the face that launched a thousand... boats?

Alcibiades: Uh...

Socrates: WELL?

Alcibiades: Yeah.

Socrates: Well, how'd you like me to launch your face?

Alcibiades: Uh...

Socrates: Ahh, I guess that example cleared up all your objections then. [Points weapon at Aristotle] You don't have any problems with that, do you?

Aristotle: Hey, man, it's cool. Cool. Boats are cool by me. I was just on a boat recently.

Socrates: [Putting away his gun.] Well good for fucking you. This makes you special?

Aristotle: From Mycinea.

Alcibiades: What's it like? I hear they do some crazy-ass shit there.

Aristotle: Man, that place is like Mount-fucking-Olympus. Every night, they gather round the fire in certain legally designated areas, where government-licensed civil servants throw the roots of a domestically cultivated plant in the fire.

Socrates: So fucking what?

Aristotle: So the smoke makes them giddy and lighthearted as if they had drunk on wine, only they don't have a headache in the morning, that's fucking what.

Socrates: That's it, I'm fucking going. It's the perfect fucking city.

Aristotle: It ain't the perfect fucking city.

Socrates: You know a better city?

Aristotle: No, I don't know a better city, motherfucker, but that don't mean fucking Mycinea is fucking perfect. "Perfect" doesn't mean that there ain't nothing better, it means perfect.

Socrates: Can you explain that lofty idea in terms a base, wandering street philosopher like myself might be able to understand?

Aristotle: Well, allow me to demonstrate. Let's say there was an imaginary city, and all the people were divided into three groups. Let's say I represent the Gold group, I'd be Mr. Gold, you, Socrates would be Mr. Silver, and, you, Alcibiades, Mr. Bronze.

Alcibiades: Why do I have to be Mr. Bronze?

Aristotle: Because it's only a demonstration. So me, Gold, I'd be the philosopher king --

Alcibiades: But why can't I be the philosopher king? Look, Socrates, I'll trade with you.

Aristotle: [Draws a gun, fires a shot into the air, and points it at Alcibiades] Interrupt me again, motherfucker. Interrupt me again. Nobody's trading with anybody. This is my allegory.

[Alcibiades gestures submission.]

Aristotle: [Putting away gun.] So as the philosopher king, it would be my duty to keep seditious literature out of the city

-- Socrates: I got it. I understand.

Aristotle: Shut up, motherfucker, how can you understand my perfect city when I haven't explained it yet?

Socrates: No, dickhead, not that, I understand what you were saying before, about perfection. It's all about forms.

Aristotle: Forms?

Socrates: Yeah, motherfucker, forms. Like, something don't have to physically exist for it to be perfect; it exists as the perfect ideal, the perfect form, beyond mortal comprehension.

Alcibiades: Socrates, you're supposed to pour your libations on the ground, not drink them till you're talking like a crazy Bacchae bitch.

Socrates: Normally, I'd be pouring libations with your spinal fluid right now, but since I'm feeling at peace with the universe I'll try to enlighten your sorry ass instead. Imagine there's this dark, underground cave.

Alcibiades: Yeah?

Socrates: And there's this rapist-motherfucker, and he's got this gimp, right, tied up in the cave. See that?

Aristotle: Okay.

Socrates: And this rapist, he's a sick motherfucker, so let's say one day he sends down a coupla pipe-hittin' negroes to cut the gimp's ear right off.

Alcibiades: Cut his ear off?

Socrates: Yeah, and gouge out his fucking eyes. Now wouldn't you say that the ear and eye are the proper receptacles of the senses of sight and hearing, respecitively?

Alcibiades: Clearly so.

Socrates: So, moreover, would you not agree that this gimp's senses are imperfect?

Aristotle: Why, yes, Socrates, I suppose they would be a trifle damaged.

Socrates: And what do things look like to someone with imperfect senses?

Alcibiades: Dark?

Socrates: No, motherfucker, nine letters, begins with "I."

Aristotle: Imperfect.

Socrates: Bingo. So you'd say this gimp, you'd say this gimp motherfucker would be unable to perceive true perfection -- but that don't mean it don't exist. Now if you brought him out of the cave, into the light, things would be less dark, and his eyes might heal a little, he might begin to see a glimmer of light, thereby gaining the idea of true perfection --

Aristotle: What kind of argument is that? Your theory of the forms rests on an arbitrary and vicious act of violence.

Socrates: [Draws his gun.] Aristotle, you're Plato's student, I respect you, but I will put fucking bullets through your heart if you don't take back what you said about me being violent now!

Aristotle: [Also drawing gun] You shoot, you'll be dining with Lord Hades tonight. I repeat. You kill me, your ass is eating pomegranite fucking casserole for the rest of eternity.

Alcibiades: Shit, man, you're acting like a bunch of fuckin' Spartans. Am I the only philosopher around here?

Socrates and Aristotle: [To Alcibiades] Shut up!

Alcibiades: Guys, guys, calm down. Look, I've got it. Let's have a symposium -- we can all drink wine and make speeches in praise of love.

Aristotle: What are you, some kind of pansy?

Socrates: Shoot that dipshit.

[Socrates and Aristotle turn in unison and shoot Alcibiades, then turn back and again aim at each other.]

Socrates: [To Aristotle] Don't think you're getting off that easy. You ever read Plato?

Aristotle: Of course.

Socrates: There's this little passage I got memorized that I like to recite in situations like this. It is a tale of a brave man, Er, who once died in war. On the twelfth day, as he was already laid out on the funeral pyre, he revived, and told what he had seen yonder. He said that after his soul had left him it travelled with many others until they came to a marvellous place, where there were two openings upward into heaven, and between them sat judges. These, when they had given judgment, ordered the just to go upward through the heavens by the opening on the right. The unjust they ordered to travel downward by the opening on the left. For all the wrongs they had done to any person they paid a tenfold penalty. Savage men, all fiery to look at bound their feet, hands and heads, and threw them down and beat them, tortured them on thorny bushes.

Aristotle: What the fuck was that all about?

Socrates: So, motherfucker, prepare to test the hypothesis! See, I've got it figured out, I'm the just man, and you're the unjust man, my gun is the thorny bushes, and Mr. dead pansy here is the judge. Now DIE MOTHERFUC --

Aristotle: But what if I'm the just man and you're the unjust man and this dead dipshit is the thorny bushes?

Socrates: Oh, uh ...

Aristotle: Or what if Alcibiades is the just man, and we're both unjust men. And the thorny bushes are the judge?

Socrates: Shit, well I guess that all depends on your definition of justice.

Aristotle: Exactly my point. That was what I was working up to with my description of the perfect city, before I was so rudely interrupted.

Socrates: Shit, I'm sorry. I don't suppose you could explain it to me now?

Aristotle: Only if you stop pointing that thing at me.

Socrates: Well... all right [Both of them holster their guns.]

Aristotle: Whew. That was exciting. [Patting him on the back,] Could I interest you in a drink?

Socrates: One minute. I'll meet you there.

[Aristotle starts to walk off]

Socrates: [drawing his gun and pointing it at Aristotle's back] But first, how'd you like to hear my theory of justice?

[they both freeze. the end.]

Copyright 1994 and all that.
Nathaniel Daw
Publicado en Subgenius Digest; Jue, 2 Mar 95; Volumen 6 : Numero 31

martes, octubre 25, 2005

Stupid-ass, ego boosting, blog copy-paste crap of the month

My blog is worth $6,774.48.
How much is your blog worth?

lunes, octubre 24, 2005

Long post warning

Lo siguiente es una transcripción del relato "Tripas" de Chuck Palahniuk, el autor de The Fight Club, es extremadamente gráfico y si eres sensible o fácilmente asqueable, probablemente no deberías leerlo. La advertencia está hecha.


Tomen aire.

Tomen tanto aire como puedan. Esta historia debería durar el tiempo que logren retener el aliento, y después un poco más. Así que escuchen tan rápido como les sea posible.

Cuando tenía trece años, un amigo mío escuchó hablar del “pegging”. Esto es cuando a un tipo le meten un pito por el culo. Si se estimula la próstata lo suficientemente fuerte, el rumor dice que se logran explosivos orgasmos sin manos. A esa edad, este amigo es un pequeño maníaco sexual. Siempre está buscando una manera mejor de estar al palo. Se va a comprar una zanahoria y un poco de jalea para llevar a cabo una pequeña investigación personal. Después se imagina cómo se va a ver la situación en la caja del supermercado, la zanahoria solitaria y la jalea moviéndose sobre la cinta de goma. Todos los empleados en fila, observando. Todos viendo la gran noche que ha planeado.

Entonces mi amigo compra leche y huevos y azúcar y una zanahoria, todos los ingredientes para una tarta de zanahorias. Y vaselina.

Como si se fuera a casa a meterse una tarta de zanahorias por el culo.

En casa, talla la zanahoria hasta convertirla en una contundente herramienta. La unta con grasa y se la mete en el culo. Entonces, nada. Ningún orgasmo. Nada pasa, salvo que duele.

Entonces la madre del chico grita que es hora de la cena. Le dice que baje inmediatamente.

El se saca la zanahoria y entierra esa cosa resbaladiza y mugrienta entre la ropa sucia debajo de su cama.

Después de la cena va a buscar la zanahoria, pero ya no está allí. Mientras cenaba, su madre juntó toda la ropa sucia para lavarla. De ninguna manera podía encontrar la zanahoria, cuidadosamente tallada con un cuchillo de su cocina, todavía brillante de lubricante y apestosa.

Mi amigo espera meses bajo una nube oscura, esperando que sus padres lo confronten. Y nunca lo hacen. Nunca. Incluso ahora, que ha crecido, esa zanahoria invisible cuelga sobre cada cena de Navidad, cada fiesta de cumpleaños. Cada búsqueda de huevos de Pascua con sus hijos, los nietos de sus padres, esa zanahoria fantasma se cierne sobre ellos. Ese algo demasiado espantoso para ser nombrado.

Los franceses tienen una frase: “ingenio de escalera”. En francés, esprit de l’escalier. Se refiere a ese momento en que uno encuentra la respuesta, pero es demasiado tarde. Digamos que usted está en una fiesta y alguien lo insulta. Bajo presión, con todos mirando, usted dice algo tonto. Pero cuando se va de la fiesta, cuando baja la escalera, entonces, la magia. A usted se le ocurre la frase perfecta que debería haber dicho. La perfecta réplica humillante. Ese es el espíritu de la escalera.

El problema es que los franceses no tienen una definición para las cosas estúpidas que uno realmente dice cuando está bajo presión. Esas cosas estúpidas y desesperadas que uno en verdad piensa o hace.

Algunas bajezas no tienen nombre. De algunas bajezas ni siquiera se puede hablar.

Mirando atrás, muchos psiquiatras expertos en jóvenes y psicopedagogos ahora dicen que el último pico en la ola de suicidios adolescentes era de chicos que trataban de asfixiarse mientras se masturbaban. Sus padres los encontraban, una toalla alrededor del cuello, atada al ropero de la habitación, el chico muerto. Esperma por todas partes. Por supuesto, los padres limpiaban todo. Le ponían pantalones al chico. Hacían que se viera... mejor. Intencional, al menos. Un típico triste suicidio adolescente.

Otro amigo mío, un chico de la escuela con su hermano mayor en la Marina, contaba que los tipos en Medio Oriente se masturban distinto a como lo hacemos nosotros. Su hermano estaba estacionado en un país de camellos donde los mercados públicos venden lo que podrían ser elegantes cortapapeles. Cada herramienta es una delgada vara de plata lustrada o latón, quizá tan larga como una mano, con una gran punta, a veces una gran bola de metal o el tipo de mango refinado que se puede encontrar en una espada. Este hermano en la Marina decía que los árabes se ponen al palo y después se insertan esta vara de metal dentro de todo el largo de su erección. Y se masturban con la vara adentro, y eso hace que masturbarse sea mucho mejor. Más intenso.

Es el tipo de hermano mayor que viaja por el mundo y manda a casa dichos franceses, dichos rusos, útiles sugerencias para masturbarse. Después de esto, un día el hermano menor falta a la escuela. Esa noche llama para pedirme que le lleve los deberes de las próximas semanas. Porque está en el hospital.

Tiene que compartir la habitación con viejos que se atienden por sus tripas. Dice que todos tienen que compartir la misma televisión. Su única privacidad es una cortina. Sus padres no lo visitan. Por teléfono, dice que sus padres ahora mismo podrían matar al hermano mayor que está en la Marina.

También dice que el día anterior estaba un poco drogado. En casa, en su habitación, estaba tirado en la cama, con una vela encendida y hojeando revistas porno, preparado para masturbarse. Todo esto después de escuchar la historia del hermano en la Marina. Esa referencia útil acerca de cómo se masturban los árabes. El chico mira alrededor para encontrar algo que podría ayudarlo. Un bolígrafo es demasiado grande. Un lápiz, demasiado grande y duro. Pero cuando la punta de la vela gotea, se logra una delgada y suave arista de cera. La frota y la moldea entre las palmas de sus manos. Larga y suave y delgada.

Drogado y caliente, se la introduce dentro, más y más profundo en la uretra. Con un gran resto de cera todavía asomándose, se pone a trabajar.

Aun ahora, dice que los árabes son muy astutos. Que reinventaron por completo la masturbación. Acostado en la cama, la cosa se pone tan buena que el chico no puede controlar el camino de la cera. Está a punto de lograrlo cuando la cera ya no se asoma fuera de su erección.

La delgada vara de cera se ha quedado dentro. Por completo. Tan adentro que no puede sentir su presencia en la uretra.

Desde abajo, su madre grita que es hora de la cena. Dice que tiene que bajar de inmediato. El chico de la cera y el chico de la zanahoria son personas diferentes, pero tienen vidas muy parecidas.

Después de la cena, al chico le empiezan a doler las tripas. Es cera, así que se imagina que se derretirá adentro y la meará. Ahora le duele la espalda. Los riñones. No puede pararse derecho.

El chico está hablando por teléfono desde su cama de hospital, y de fondo se pueden escuchar campanadas y gente gritando. Programas de juegos en televisión.

Las radiografías muestran la verdad, algo largo y delgado, doblado dentro de su vejiga. Esta larga y delgada V dentro suyo está almacenando todos los minerales de su orina. Se está poniendo más grande y dura, cubierta con cristales de calcio, golpea y desgarra las suaves paredes de su vejiga, obturando la salida de su orina. Sus riñones están trabados. Lo poco que gotea de su pene está rojo de sangre.

El chico y sus padres, toda la familia mirando las radiografías con el médico y las enfermeras parados allí, la gran V de cera brillando para que todos la vean: tiene que decir la verdad. La forma en que se masturban los árabes. Lo que le escribió su hermano en la Marina. En el teléfono, ahora, se pone a llorar.

Pagaron la operación de vejiga con el dinero ahorrado para la universidad. Un error estúpido, y ahora jamás será abogado. Meterse cosas adentro. Meterse dentro de cosas. Una vela en la pija o la cabeza en una horca, sabíamos que serían problemas grandes.

A lo que me metió en problemas a mí lo llamo “Bucear por perlas”. Esto significaba masturbarse bajo el agua, sentado en el fondo de la profunda piscina de mis padres. Respiraba hondo, con una patada me iba al fondo y me deshacía de mis shorts. Me quedaba sentado en el fondo dos, tres, cuatro minutos.

Sólo por masturbarme tenía una gran capacidad pulmonar. Si hubiera tenido una casa para mí solo, lo habría hecho durante tardes enteras.

Cuando finalmente terminaba de bombear, el esperma colgaba sobre mí en grandes gordos globos lechosos.

Después había más buceo, para recolectarla y limpiar cada resto con una toalla. Por eso se llamaba “bucear por perlas”. Aun con el cloro, me preocupaba mi hermana. O, por Dios, mi madre.

Ese solía ser mi mayor miedo en el mundo: que mi hermana adolescente virgen pensara que estaba engordando y diera a luz a un bebé de dos cabezas retardado. Las dos cabezas me mirarían a mí. A mí, el padre y el tío. Pero al final, lo que te preocupa nunca es lo que te atrapa.

La mejor parte de bucear por perlas era el tubo para el filtro de la pileta y la bomba de circulación. La mejor parte era desnudarse y sentarse allí.

Como dicen los franceses, ¿a quién no le gusta que le chupen el culo? De todos modos, en un minuto se pasa de ser un chico masturbándose a un chico que nunca será abogado.

En un minuto estoy acomodado en el fondo de la piscina, y el cielo ondula, celeste, através de un metro y medio de agua sobre mi cabeza. El mundo está silencioso salvo por el latido del corazón en mis oídos. Los shorts amarillos están alrededor de mi cuello por seguridad, por si aparece un amigo, un vecino o cualquiera preguntando por qué falté al entrenamiento de fútbol. Siento la continua chupada del tubo de la pileta, y estoy meneando mi culo blanco y flaco sobre esa sensación. Tengo aire suficiente y la pija en la mano. Mis padres se fueron a trabajar y mi hermana tiene clase de ballet. Se supone que no habrá nadie en casa durante horas.

Mi mano me lleva casi al punto de acabar, y paro. Nado hacia la superficie para tomar aire. Vuelvo a bajar y me siento en el fondo. Hago esto una y otra vez.

Debe ser por esto que las chicas quieren sentarse sobre tu cara. La succión es como una descarga que nunca se detiene. Con la pija dura, mientras me chupan el culo, no necesito aire. El corazón late en los oídos, me quedo abajo hasta que brillantes estrellas de luz se deslizan alrededor de mis ojos. Mis piernas estiradas, la parte de atrás de las rodillas rozando fuerte el fondo de concreto. Los dedos de los pies se vuelven azules, los dedos de los pies y las manos arrugados por estar tanto tiempo en el agua.

Y después dejo que suceda. Los grandes globos blancos se sueltan. Las perlas. Entonces necesito aire. Pero cuando intento dar una patada para elevarme, no puedo. No puedo sacar los pies. Mi culo está atrapado.

Los paramédicos de emergencias dirán que cada año cerca de 150 personas se quedan atascadas de este modo, chupadas por la bomba de circulación. Queda atrapado el pelo largo, o el culo, y se ahoga. Cada año, cantidad de gente se ahoga. La mayoría en Florida.

Sólo que la gente no habla del tema. Ni siquiera los franceses hablan acerca de todo. Con una rodilla arriba y un pie debajo de mi cuerpo, logro medio incorporarme cuando siento el tirón en mi culo. Con el pie pateo el fondo. Me estoy liberando pero al no tocar el concreto tampoco llego al aire. Todavía pateando bajo el agua, revoleando los brazos, estoy a medio camino de la superficie pero no llego más arriba. Los latidos en mi cabeza son fuertes y rápidos.

Con chispas de luz brillante cruzando ante mis ojos me doy vuelta para mirar... pero no tiene sentido. Esta soga gruesa, una especie de serpiente azul blancuzca trenzada con venas, ha salido del desagüe y está agarrada a mi culo. Algunas de las venas gotean rojo, sangre roja que parece negra bajo el agua y se desprende de pequeños rasguños en la pálida piel de la serpiente. La sangre se disemina, desaparece en el agua, y bajo la piel delgada azul blancuzca de la serpiente se pueden ver restos de una comida a medio digerir.

Esa es la única forma en que tiene sentido. Algún horrible monstruo marino, una serpiente del mar, algo que nunca vio la luz del día, se ha estado escondido en el oscuro fondo del desagüe de la pileta, y quiere comerme.

Así que la pateo, pateo su piel resbalosa y gomosa y llena de venas, pero cada vez sale más del desagüe. Ahora quizá sea tan larga como mi pierna, pero aún me retiene el culo. Con otra patada estoy a unos dos centímetros de lograr tomar aire. Todavía sintiendo que la serpiente tira de mi culo, estoy a un centímetro de escapar.

Dentro de la serpiente se pueden ver granos de maíz y maníes. Se puede ver una brillante bola anaranjada. Es la vitamina para caballos que mi padre me hace tomar para que gane peso. Para que consiga una beca gracias al fútbol. Con hierro extra y ácidos grasos omega tres. Ver esa pastilla me salva la vida.

No es una serpiente. Es mi largo intestino, mi colon, arrancado de mi cuerpo. Lo que los doctores llaman prolapso. Mis tripas chupadas por el desagüe.

Los paramédicos dirán que una bomba de agua de piscina larga 360 litros de agua por minuto. Eso son unos 200 kilos de presión. El gran problema es que por dentro estamos interconectados. Nuestro culo es sólo la parte final de nuestra boca. Si me suelto, la bomba sigue trabajando, desenredando mis entrañas hasta llegar a mi boca. Imaginen cagar 200 kilos de mierda y podrán apreciar cómo eso puede destrozarte.

Lo que puedo decir es que las entrañas no sienten mucho dolor. No de la misma manera que duele la piel. Los doctores llaman materia fecal a lo que uno digiere. Más arriba es chyme, bolsones de una mugre delgada y corrediza decorada con maíz, maníes y arvejas.

Eso es la sopa de sangre y maíz, mierda y esperma y maníes que flota a mi alrededor. Aún con mis tripas saliendo del culo, conmigo sosteniendo lo que queda, aún entonces mi prioridad era volver a ponerme el short. Dios no permita que mis padres me vean la pija.

Una de mis manos está apretada en un puño alrededor de mi culo, la otra arranca el short amarillo del cuello. Pero ponérmelos es imposible.

Si quieren saber cómo se sienten los intestinos, compren uno de esos condones de piel de cabra. Saquen y desenrrollen uno. Llénenlo con mantequilla de maní, cúbranlo con lubricante y sosténganlo bajo el agua. Después traten de rasgarlo. Traten de abrirlo en dos. Es demasiado duro y gomoso. Es tan resbaladizo que no se puede sostener. Un condón de piel de cabra, eso es un intestino común.

Ven contra lo que estoy luchando.

Si me dejo ir por un segundo, me destripo.

Si nado hacia la superficie para buscar una bocanada de aire, me destripo.

Si no nado, me ahogo.

Es una decisión entre morir ya mismo o dentro de un minuto. Lo que mis padres encontrarán cuando vuelvan del trabajo es un gran feto desnudo, acurrucado sobre sí mismo. Flotando en el agua sucia de la piscina del patio. Sostenido por atrás por una gruesa cuerda de venas y tripas retorcidas. El opuesto de un adolescente que se ahorca cuando se masturba. Este es el bebé que trajeron del hospital trece años atrás. Este es el chico para el que deseaban una beca deportiva y un título universitario. El que los cuidaría cuando fueran viejos. Aquí está el que encarnaba todas sus esperanzas y sueños. Flotando, desnudo y muerto. Todo alrededor, grandes lechosas perlas de esperma desperdiciada.

Eso, o mis padres me encontrarán envuelto en una toalla ensangrentada, desmayado a medio camino entre la piscina y el teléfono de la cocina, mis desgarradas entrañas todavía colgando de la pierna de mis shorts amarillos. Algo de lo que ni los franceses hablarían.

Ese hermano mayor en la Marina nos enseñó otra buena frase. Rusa. Cuando nosotros decimos: “Necesito eso como necesito un agujero en la cabeza”, los rusos dicen: “Necesito eso como necesito un diente en el culo”. Mne eto nado kak zuby v zadnitse. Esas historias sobre cómo los animales capturados por una trampa se mastican su propia pierna; cualquier coyote puede decir que un par de mordiscos son mucho mejores que morir.

Mierda... aunque seas ruso, algún día podrías querer esos dientes. De otra manera, lo que tenés que hacer es retorcerte, dar vueltas. Enganchar un codo detrás de la rodilla y tirar de esa pierna hasta la cara. Morder tu propio culo. Uno se queda sin aire y mordería cualquier cosa con tal de volver a respirar.

No es algo que te gustaría contarle a una chica en la primera cita. No si querés besarla antes de ir a dormir. Si les cuento qué gusto tenía, nunca nunca volverían a comer calamares.

Es difícil decir qué les disgustó más a mis padres: cómo me metí en el problema o cómo me salvé. Después del hospital, mi madre dijo: “No sabías lo que hacías, amor. Estabas en shock”. Y aprendió a cocinar huevos pasados por agua.

Toda esa gente asqueada o que me tiene lástima... la necesito como necesito dientes en el culo.

Hoy en día, la gente me dice que soy demasiado delgado. En las cenas, la gente se queda silenciosa o se enoja cuando no como la carne asada que prepararon. La carne asada me mata. El jamón cocido. Todo lo que se queda en mis entrañas durante más de un par de horas sale siendo todavía comida. Chauchas o atún en lata, me levanto y me los encuentro allí en el inodoro.

Después de sufrir una disección radical de los intestinos, la carne no se digiere muy bien. La mayoría de la gente tiene un metro y medio de intestino grueso. Yo tengo la suerte de conservar mis quince centímetros. Así que nunca obtuve una beca deportiva, ni un título. Mis dos amigos, el chico de la cera y el de la zanahoria, crecieron, se pusieron grandotes, pero yo nunca llegué a pesar un kilo más de lo que pesaba cuando tenía trece años. Otro gran problema es que mis padres pagaron un montón de dinero por esa piscina. Al final mi padre le dijo al tipo de la piscina que fue el perro. El perro de la familia se cayó al agua y se ahogó. El cuerpo muerto quedó atrapado en el desagüe. Aun cuando el tipo que vino a arreglar la piscina abrío el filtro y sacó un tubo gomoso, un aguachento resto de intestino con una gran píldora naranja de vitaminas aún dentro, mi padre sólo dijo: “Ese maldito perro estaba loco”. Desde la ventana de mi pieza en el primer piso podía escuchar a mi papá decir: “No se podía confiar un segundo en ese perro...”.

Después mi hermana tuvo un atraso en su período menstrual.

Aun cuando cambiaron el agua de la pileta, aun después de que vendieron la casa y nos mudamos a otro estado, aun después del aborto de mi hermana, ni siquiera entonces mis padres volvieron a mencionarlo.

Esa es nuestra zanahoria invisible.

Ustedes, tomen aire ahora.

Yo todavía no lo hice.

viernes, octubre 21, 2005

7 de 26.... Bueno al menos no soy un marketing whore... snif

Karma: Sereno
Beat: Aphex Twin - Imperial March Club (Techno Remix)

jueves, octubre 20, 2005

Porque todos lo hemos vivido por lo menos alguna vez:

e-closure: Documenting break-ups, anonymously online...


Karma: tranquilo
Beat: La Barranca - El Alacrán

martes, octubre 18, 2005

Don't Panic

Towel Day :: A tribute to Douglas Adams (1952-2001)

25 de Mayo, una celebración anual en honor a Douglas Adams, creador de The Hitchhiker's Guide To The Galaxy, una serie de libros de culto evolucionados a partir de un programa de radio y más recientemente encarnados en película, con miles de seguidores alrededor del mundo.

Visto en: Ocio Crápula y Compañía

jueves, octubre 13, 2005

Correo al futuro...

Enviado por FutureMe para llegar el 12 de Octubre de 2006:

Saludos cabrón,

Te recuerdo que hoy hace un año dejaste ir a una chava que te quería un chingo porque tu ya no sentías nada por ella. No se que habrás hecho este tiempo pero realmente espero que hayas aprendido a distinguir un amor decente y bueno y finalmente hayas aprendido a apreciar las cosas realmente valiosas. Ojalá hayas madurado un poco y no sigas pensando tanto en tí mismo, recuerda lo que ella te dijo: a veces con el corazón también se piensa. Espero que las cosas te hayan salido bien.

Te lo cuidas.

Rodrigo, 12 de Octubre de 2005

Karma: Azul
Beat: Radiohead - Exit Music (For A Film)

¡El Ataque de los Bloggers!

Los bloggers de Salcedonia decidieron hacer un golpe de estado. Enlazaron sus bitácoras y formaron redes subversivas. Ardientes posts se publicaron, acompañados por cientos de comentarios de apoyo. Las ganancias AdSense del grupo le permitieron un centro de operaciones virtual en el dominio Una bloguera bien intencionada creo un album en flickr y posteó las "fotos de la revolución". Alrededor del país se crearon bitácoras en clave para organizar las reuniones, los culturosos sugireron que se usaran redondillas y versos dodecasílabos para redactar los comunicados, los demás se negaron y hubo una ruptura en el grupo; se crearon así dos vertientes rivales y se inició una encarnizada guerra entre ambas. Los blogs culturosos se veían invadidos de mensajes agresivos, a los que respondían con poca gracia.

En los juegos florales de la ciudad, el lider de los culturosos leyó un poema titulado Los Traidores de la Revolución, desde la multitud un disparo disolvió el silencio del último verso, mientras la tarima se teñía carmesí un par de policías eliminó al tirador con dos disparos certeros. Ambos líderes de facción yacían boca abajo en el suelo.

En el periódico local apareció una nota breve sobre la tragedia, el pueblo jamás se enteró de la revolución inminente.

Karma: Ácido
Beat: Pearl jam - Indifference

sábado, octubre 08, 2005

Shocking revelation

Blackbeat dice:
"Tengo una confesión de hacerte carnal... La mera verdá no me llamo Blackbeat, una vez leí ese nombre y me gustó, la verdad está mas acá que el mío, Garcilazo Gutiérrez pa servile a Dios y a asté. Si ya sé que fue un poeta español muy chingón y no se que madre, si no soy tarado y puse un poquito de atención en la clase de literatura en la secu mientras en tu escuela tú le veías los calzones a la Dianita aquella de quien me contabas, el que si es pendejo es el del registro civil porque escribió mal el nombre y en ves de ese le puso zeta, y pos ¿pa que sirve tener nombre de poeta si está mal escrito, no? Y pues por eso y lo de la globalización pos me puse Blackbeat, para estar más a tono con el nuevo siglo. Nomás no se lo vayas a decir a nadie, ¿va? No quiero que sepan que tengo nombre de culturoso frustrado por el sistema educativo. Gracias carnal, te debo una cheve."

Karma: Homicida
Beat: Pearl Jam - Black

viernes, octubre 07, 2005

It's the Eye Of The Tiger...

It's the thrill of the fight!!!!

Esa resultó ser la canción de mi día de nacimiento, según esta página, y el cual es, pa que lo sepan y me manden siquiera una mentada, el 25 de julio del 82 (para que vean que no estoy tan ruco, je).

karma: con un chingo de weba
beat: Green Day - Brain Stew

jueves, octubre 06, 2005

Si alguna vez he sido el ejemplo vivo de la frase gringa "overworked and underpaid" ha sido en estas últimas 4 semanas... El proceso licitatorio de Pemex es sumamente complejo y desgastante, pero pronto veremos el resultado de nuestro esfuerzo.

karma: Motivado
beat: Fiona Apple - Criminal

miércoles, octubre 05, 2005

Some will...

Some will die in hot pursuit
In fiery auto crashes
Some will die in hot pursuit
While sifting through my ashes
Some will fall in love with life
And drink it from a fountain
That's pouring like an avalanche
Coming down the mountain...

karma: Hastiado
beat: Pepper - The Butthole Surfers

lunes, octubre 03, 2005

Blackbeat dice:
"Con un corazón roto cualquiera tiene alma de poeta".

Karma: Melancólico
Beat: Nancy Sinatra - My Baby Shot Me Down