viernes, octubre 08, 2004

Alguna vez me dijo un amigo mío que uno de los efectos secundarios de ser escritor es sentirse superior a todos los demás. He visto bloggers destrozar verbalmente a otros debido a que no se dirigen a ellos con el debido respeto (¡apóstatas!), o que cometen estupideces como solicitar intercambio de links (¡bellacos!). Es cierto que poseer dominio sobre aquellos campos a los cuales pocos se aventuran nos provee de autocomplacencia, esto no sólo sucede con los culturosos; cualquiera que haya osado llamar "licenciado" a un ingeniero lo sabrá. Lo mismo sucede cuando alguien no consulta las reglas y postea un tema de "mi compu no sirbe" en un foro de linux, en la sección kernel hacking. El sentimiento de superioridad intelectual es sumamente difícil de rodear --y con razón, pues es sumamente divertido pelear con alguien más tonto que tú--, y todos nos sentimos bien de poseer un poco de estatus intelectualoide, o mínimo de persona abuzada, pero si comenzamos a perder el piso cuando alguien nos escribe con faltas de ortografía, nos habla con lenguaje coloquial o nos pregunta ¿qué chingaos es un blog? entonces algo anda mal.

1 comentario:

DanielF dijo...

ke ez un vlog?