jueves, abril 14, 2005

La élite bloguera (¡uuuuyyyy!)

El tema de moda en la blogsphere hispanoamericana parece ser la existencia de una élite bloguera, aquellos más leídos, los más visitados, los famosísimos. Decir que escribimos para nosotros es caer en una imprecisión, si en realidad escribiéramos únicamente para nosotros bastaría un cuaderno y un lápiz para saciar esa necesidad de expresión, la verdad es que nos agrada ser leídos, en palabras del Perikueto somos "una bola de egocéntricos de mierda", esta frase nos define como bloggers, la adimensional habilidad, nivel intelectual y social a los que se refiere el Weymaster son simplemente los alicientes para conformar grupos y subgrupos dentro de la ya de por sí fragmentada comunidad del blog.
El hecho de que la cantidad de visitas y comentarios que recibe un weblog no define su calidad sino su habilidad de integración es el axioma que define las relaciones blogueriles y favorece la segmentación de la comunidad. Por supuesto que existe una élite bloguera, el tratar de negarlo es absurdo. A pesar de los esfuerzos que se hacen por unir a la comunidad, la atención (positiva y negativa) se centra siempre en los blog-stars.
Maese Chango hace una retrospectiva al tiempo cuando los culturosos dominaban la blogósfera, cierto, la vieja escuela de bloggers se ve en la necesidad de renovarse ante el crecimiento de la comunidad, nuevas propuestas aparecen regularmente, y el interés en el blog como herramienta de crítica y divulgación se incrementa cada día más. Cierto también, la comunidad mexicana de blogueros aún no alcanza el nivel ni la fuerza de la blogsphere gringa, sin embargo, conforme el internet deja de ser un lujo y llega a más personas, esta fortaleza se incrementa.
La élite blogeril existe y está presente, y los nombres que la componen son demasiados para enumerar aquí, no son ellos, sin embargo quienes dictan el rumbo a seguir en la onda de la blogueada; la comunidad es una agrupación de mentes independientes, y su evolución no se hará en masa, sino un blog a la vez; aquellos quienes mantengan su identidad a través de esos cambios serán los nuevos blog-stars.

2 comentarios:

Jay dijo...

Hace apenas hace 10 años era un jóven de 12 añoa que al tener su primera computadora en casa (Una MacLC) empezaba a soñar. Ni en mis sueños mas extravagantes podría haberme imaginado el crecimiento tan repentino de aquel pequeño invento llamdo internet. Creo que el mismo Julius Verne se quedría maravillado.

Llegar a muchas personas, a bajos costos es uno de estos lujos de la nueva era informática... y por mas irrelevante que esta pueda ser... no puedo mas que agradecer a todos los que lo hicieron posible.

Uno para todos, y todos para uno.

Naunet N. dijo...

Me gusta ser menos "star" y mas consistente y coherente...tener la posibilidad de... al llegar a una fórmula que atrape...pueda yo cambiar y torser el motivo de la existencia de mi blog y seguir manteniendome, algo así como dar "una vuelta de tuerca".