viernes, noviembre 19, 2004

Viernes de Película

El Club de la Pelea - The Fight Club (David Fincher, 1999)
Actúan: Edward Norton, Brad Pitt, Helena Bonham Carter, Meat Loaf

Ah, The Fight Club, una excelente película y con tantos niveles de apreciación... Es cierto que puede verse como la anarquía hecha religión, pero también tiene una enorme dosis de nihilismo entre sus líneas.

You're not your job. You're not how much money you have in the bank. You're not the car you drive. You're not the contents of your wallet. You're not your fucking khakis. You're the all-singing, all-dancing crap of the world.

Fight Club es la historia de un hombre cansado de definir su vida en base a los estándares dictados por la moda, por la sociedad, por la familia, por el mercado y la publicidad, es la historia de una generación condenada desde su nacimiento a jamás alcanzar los ideales de éxito y felicidad prefabricados para ellos, quien encuentra en la pelea un nicho de libertad que jamás pensaron tener. Pero las cosas no se quedan allí, la película tiene uno de los guiones más oscuramente divertidos y geniales jamás escritos para el cine, incluyendo personajes memorables, los cuales trascienden la pantalla y se quedan con el espectador mucho tiempo después del final de la cinta.

Man, I see in fight club the strongest and smartest men who've ever lived. I see all this potential, and I see squandering. God damn it, an entire generation pumping gas, waiting tables; slaves with white collars. Advertising has us chasing cars and clothes, working jobs we hate so we can buy shit we don't need. We're the middle children of history, man. No purpose or place. We have no Great War. No Great Depression. Our Great War's a spiritual war... our Great Depression is our lives. We've all been raised on television to believe that one day we'd all be millionaires, and movie gods, and rock stars. But we won't. And we're slowly learning that fact. And we're very, very pissed off.

Fight Club es una película que debe verse al menos una vez, incluso si después la odias, al terminar de verla tendrás una perspectiva distinta de las cosas. Quizás el último acto de rebeldía nihilista, el hecho de pelear, de golpear el cuerpo -el último vestigio de identidad que resta- para moldear en el exterior la misma furia que se lleva dentro no es simplemente un acto de violencia, es un desafío hacia la misma frontera de la creación divina, un triunfo de la voluntad de sobrevivencia y la ablación de la identidad sobre la fe y el estigma sociedad.

Listen to me! You have to consider the possibility that God does not like you. He never wanted you. In all probability, he hates you. This is not the worst thing that can happen.

Pero no me hagan caso, vayan, réntenla y juzguen por sí mismos.

2 comentarios:

Naunet N. dijo...

Esta película es una de mis favoritas...sin embargo algo tiene que me pone en otra dimensión de percepción, me hace sentir distinta respecto a mi percepción del mundo...Y SIN METERME NADA, jajjejejeje (por si lo pensaste eehh?)

DuVeth dijo...

Hace ya un ratote que la vi... con esta película tengo muchas anécdotas, ciertamente.

Todas referentes a mis amigos.

Puedo decir que dos de mis amigos (que no se conocian en ese entonces) estaban tan zafados por ella... que en el momento en que los presenté y se dieron cuenta que a ambos les encantaba la película... consiguieron repetir exactamente todos los diálogos de las dos personalidades... DE MEMORIA.... fíjate tu.

Hasta ahora siguen siendo los mejores amigos. ¬¬